TESTIMONIALS

Todo lo que hacemos cobra sentido para nosotros cuando vemos en las caras de nuestros pasajeros un nuevo brillo, una sonrisa cómplice, un llanto de emoción intentando expresar el amor experimentado durante su estancia en Yosi Ocha. Conocemos muy bien esa sensación de no querer partir, pero no podemos explicarlo nosotros, por ello, dejamos esta misión en sus manos. Quiénes mejor que ellos para compartir, desde sus experiencias, cómo es sanar y transformar sus vidas guiados por la luz de los maestros Merayas, por la selva y sus medicinas. Como decimos en Shipibo, Iráque!, gracias!